//
Informate

Leonel: tan infeliz como perverso

Puede nadar en la abundancia económica, le sobrará dinero para comprar escenarios para hablar vacuencia, puede ser el jefe de la mafia política de un rico territorio, pero con todo eso y mucho más para pavonearse es muy infeliz el “honorable” cuya “honra” debe ser sostenida a palo limpio, con agresiones, atropellos y robos en la calle por paleros contratados, porque no existe la mínima posibilidad de demostrarla ni siquiera en tribunales cuyos jueces son subalternos suyos.

Eso es más o menos lo que de entrada pensé cuando vi al perverso (todas las acepciones de esta palabra le caben) Leonel Fernández respondiendo a un periodista que el derecho a la libre expresión en el territorio que todavía nombran como República Dominicana se pierde cuando se afecta la honra de las personas. Sólo le faltó precisar que en su caso tiene el derecho a prescindir de la justicia ordinaria.

Después pensé en las canonjías actuales y a futuro ganadas por los paleros con la conceptualizada justificación ofrecida por Leonel ante la OEA para refrendar sus actuaciones, además del callado y efectivo (con la policía) otorgamiento dado por Danilo Medina, y el gobierno que de manera nominal encabeza, a los actos vandálicos en favor de su jefe, en unión con los medios periodísticos (mejor es decir propagandísticos) que silenciaron la barbarie al tiempo que destacaban hasta tonterías dichas por uno de los hijos de su patrón con relación al éxito del pase de cepillo a decenas de “empresarios” en el hotel El Metrico.

¿Saldrá del grupo que agredió y robó a una dama y a periodistas a plena luz del día el relevo de Vincho? ¿Se ganaron el derecho esos paleros para despojar de sus bienes a cualquiera que identifiquen como contrario a la dictadura declarada que Leonel pugna por instalar a partir de 2016? ¿Logró el vandalismo defensor de Leonel amedrentar a la población y darle un sesgo al pundonor que la impulsa a no dejarse aplastar por completo? ¿Se consolidará la dictadura del siglo XXI en RD?

Esas y otras preguntas irritantes que quedarán respondidas en el futuro desfilaron por mi mente hasta el cansancio, y dejé de pensar.

Por hoy, me voy. Que Dios le llene de bendiciones, y se apiade del territorio dominicano.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: