//
Informate

Bofetada pública

Un consejo a mis amados lectores para evitar que les dé un infarto al miocardio: respiren hondo, cuenten despacio hasta diez y acomódense en su mejor sofá, antes de leer esta noticia: los oficiales implicados en el famoso escándalo de la Dican han sido premiados con una pensión del Estado.

En cambio, los rasos y alistados implicados en el mismo caso no recibirán ni un chele por su participación en la sucia maniobra.

Parece que los oficiales en cuestión son buena gente y merecen la mayor consideración y respeto, mientras que los infelices rasos no pasan de ser unos desgraciados que manchan el uniforme de la institución.

Mientras tanto, yo no salgo de mi asombro y no acabo de entender cómo de los impuestos que yo pago sale el dinero para premiar a sujetos que están siendo investigados por inconductas que han escandalizado al país.

Comp

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: