//
Informate

Melgen aún adeuda US$8,9 millones que facturó de más al MEDICARE

Sólo en 2012, por ejemplo, su empresa Vitreo-Retinal Consultants recibió US$21 millones en reembolsos del Medicare, más que cualquier otro médico en todo Estados Unidos.

Breitbart News

Por Michael Patrick Leahy/Traducción Iván Pérez Carrión

El diario estadounidense BREITBART NEWS publicó un artículo donde establece, entre otras cosas, que a pesar de contar con abogados poderosos y la intervención de los senadores Reid y Menéndez, el médico polémico, Melgen, aún adeuda US$8,9 millones que facturó de más al MEDICARE.

A continuación reproducimos íntegra la publicación:

Seis años y cinco niveles de apelación después de que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) determinara por primera vez que el amigo cercano y gran colaborador del senador Robert Menéndez (D-NJ), el Dr. Salomón Melgen, debía al Medicare US$8,900,000 por sobrefacturación en 2007 y 2008, la decisión inicial se mantiene.

Por sorprendente que pueda parecer, la práctica médica de Melgen, incorporada en Vitreo-Retinal Consultants de Palm Beaches (Florida), podría enfrentar cargos adicionales del Medicare por sobrefacturación que abarcan el período comprendido entre enero de 2009 y junio de 2013, que podrían llegar a muchos millones de dólares más.

Aunque resulta un número asombroso, la proporción de la práctica de Melgen es extraordinaria.

Sólo en 2012, por ejemplo, su empresa Vitreo-Retinal Consultants recibió US$21 millones en reembolsos del Medicare, más que cualquier otro médico en todo Estados Unidos.

Y por tanto, si en no todos, de los cuatro años y medio desde enero de 2009 hasta junio de 2013, Melgen continuó la misma multi-dosificación y práctica de facturación que utilizaba con Lucentis, un fármaco caro utilizado en el tratamiento de la degeneración macular, tal como lo hizo en 2007 y 2008.

Los problemas de Melgen con el HHS comenzaron después que el contratista de Medicare asignado para supervisar su cuenta inició una auditoría sobre su facturación y sus prácticas médicas durante los años 2007 y 2008.

Después de la auditoría, el contratista del Medicare determinó en febrero de 2009 que la Vitreo-Retinal Consultants de Melgen debía US$8,9 millones por concepto de una práctica de facturación descabellada.

Para el período de dos años que abarca la auditoría (2007 y 2008), Melgen compró ampolletas de 2 miligramos de Lucentis del fabricante Genentech por US$2,000 cada una, y, en lugar de extraer una dosis única de 0.5 miligramos del costoso líquido para tratar a un solo paciente con cada vial, Melgen extrajo tres dosis de 0.5 miligramos de cada vial y suministró dosis a tres pacientes diferentes. (En algunos casos, en realidad extrajo cuatro dosis de 0.5 miligramos de una ampolleta de 2 miligramos, pero como promedio, para miles de pacientes extrajo tres). Esto viola la política médica estándar, que es utilizar un vial nuevo para cada paciente y desechar cualquier Lucentis sobrante.

Aún así, si Melgen hubiera combinado esta práctica médica de multidosis con una norma estándar de práctica contable aprobada por el HHS de facturar el “precio promedio de venta” más el 6 por ciento, no habría entrado en conflicto con el HHS. Haciendo uso de su práctica de dosis múltiples, Melgen debería haber facturado al Medicare US$707 por cada dosis de Lucentis suministrado a su paciente (costo de Lucentis por paciente de US$667, más el 6%).

Para cada vial utilizado, entonces, Melgen debería haber facturado al Medicare US$2,120, que le dejaría un incremento de US$120 sobre el Lucentis utilizado.

Pero Melgen hizo algo sumamente inusual y que, a todas luces, no está permitido.

Por cada vial utilizado, Melgen en realidad facturó al Medicare US$6,360, que le dejó un margen de beneficio US$4,360 sobre el Lucentis utilizado.

Según los cálculos de Breitbart News, Melgen compró 2,100 viales de Lucentis durante el período de dos años a partir del 1 enero 2007 hasta el 31 diciembre de 2008, que utilizó para suministrar 6,300 dosis a los pacientes.

Como admitieron los abogados de Melgen en los documentos presentados ante el tribunal en 2014: “[e]n 2007, SafeGuard Services LLC, el Contratista de Integridad de Programa de Zona (ZPIC) para la región del Demandante [Vítreo-Retinal Consultants (VRC) ], llevó a cabo una revisión de las afirmaciones de VRC sobre Lucentis (…) En consecuencia, [en febrero de 2009] la ZPIC sostuvo que los pagos por las dos terceras partes de la administración de Lucentis de VRC constituían pagos excesivos recuperables”.

En otras palabras, a Melgen se le pagó el total de US$13,5 millones que facturó a Medicare por su suministro de 6,300 dosis a pacientes de Lucentis durante 2007 y 2008, pero sólo tenía derecho a que se le pagaran US$4.6 millones. La diferencia ‒$8,900,000‒ fue la cantidad cobrada de más.

Como argumentara el Departamento de Justicia posteriormente:

El Demandante [Vitreo-Retinal Consultants] señala en repetidas ocasiones que, si se hubiera administrado Lucentis como se indica, “hubiera tenido derecho al mismo pago exacto” del Medicare (…) Tal vez sea así. Pero no habría cosechado una ganancia inesperada US$9,000,000 ‒a expensas del contribuyente‒ mediante la búsqueda de un “reembolso” de 3 a 4 veces el costo real del medicamento. Ni habría sometido a sus propios pacientes a un mayor riesgo de infección, únicamente por el fin de obtener ganancia.

En 2009, poco después de la resolución inicial de que había facturado en exceso al Medicare por US$8,900,000, Melgen contrató a la firma de abogados de “alta potencia”, Arnold & Porter, con sede en Washington, para que lo representara en el largo proceso de apelación. Durante los primeros cuatro niveles de apelación, el socio de Arnold & Porter, Alan Reider, experto en derecho administrativo, representó a Melgen.

Más tarde ese mismo año, Melgen perdió su primer nivel de apelación, cuando se rechazó su solicitud de revisión por el contratista médico.

Melgen, que seguía recibiendo altos niveles de reembolsos del Medicare por su práctica médica por los servicios prestados a los pacientes entre enero de 2009 y en adelante, comenzó a pagar los US$8.900.000 que había cobrado de más, un proceso de reembolso que completó en 2011.

En 2010, Melgen perdió su segundo nivel de apelación cuando solicitó una revaluación por un calificado contratista independiente.

En 2011, Melgen perdió su tercer nivel de apelación cuando un Juez de Derecho Administrativo falló a favor de la resolución de sobrepago del HHS.

Mientras su cuarto nivel de apelación ‒una solicitud de revisión por parte del Consejo de Apelaciones de Medicare‒ todavía estaba pendiente en 2012, Melgen aparentemente decidió solicitar favores políticos al senador Menéndez y al entonces líder de la mayoría del Senado, Harry Reid (D-NV), para presionar a la secretaria del HHS, Kathleen Sebelius, con el fin de influir en la opinión del Consejo de Apelaciones del Medicare (Medicare Appeals Councils).

En la estructura organizativa del HHS, el Consejo de Apelaciones de Medicare (MAC) se encuentra en el Departamento de la Junta de Apelaciones (DAB), dentro de la Oficina del Secretario. El presidente de la DAB, Constance Tobias, es también miembro del Consejo de Apelaciones de Medicare, que incluye a otros abogados, empleados y jueces de derecho administrativo de la administración del DAB.

Por ley, reglas y precedentes, se supone que cualquier revisión de la decisión de un Juez de Derecho Administrativo realizado por el MAC debe ser conducida totalmente de independiente de presiones políticas.

HHS ha establecido políticas y procedimientos para evitar que cualquier secretario del HHS influya indebidamente en el proceso de toma de decisiones del MAC. En teoría, ya que Tobias, el jefe del MAC, responde directamente al Secretario, una persona sin escrúpulos que desempeñe el cargo podría intentar influir indebidamente en esa decisión en respuesta a presiones políticas externas.
Por el camino, llevaron la conducta del miembro del equipo de Menéndez Alan Reider, abogado de Michael Barnard y Arnold & Porter, en una línea recta hasta al interrogatorio por parte del gran jurado federal que investiga la conducta de Menéndez.

Como informó Breitbart News, Menéndez se reunió con la administradora de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS), Marilyn Tavenner, el 7 de junio de 2012. Tavenner, quien dejó el cargo en febrero de 2015, no ha respondido a las preguntas de Breitbart News sobre el tema de aquella reunión, y Menéndez afirma que sólo fue para hablar de cuestiones legislativas.

Pero el Departamento de Justicia alega que fue para presionar específicamente a Tavenner para que interviniera en la revisión pendiente del MAC de la apelación de Melgen en la determinación de la sobrefacturación de US$8,900,000.

Cuando fue llamado ante el gran jurado federal que investiga a Menéndez en noviembre de 2014, Barnard, el ayudante de Menéndez, se negó a responder a toda pregunta sobre sus comunicaciones por correo electrónico directamente con el abogado de Melgen, Reider, inmediatamente antes y después de esta reunión.

No está claro si el gran jurado le pidió a Reider comparecer ante él para responder a preguntas sobre estos intercambios de emails. Breitbart News le pidió comentarios tanto a Barnard como a Reider, pero no recibió respuesta.

El 8 de junio de 2012, Vitreo-Retinal Consultants de Melgen contribuyó con US$300,000 para el Senate Majority PAC, un súper comité de acción política estrechamente vinculado a Reid. Esa cifra crecería hasta US$700,000 en octubre de 2012.

Pronto sobrevinieron intercambios de correo electrónico adicionales entre el abogado Reider y el miembro del equipo de Menéndez, Barnard. Cuando el le gran jurado le preguntó sobre estos mensajes de correo electrónico, Barnard se negó a responder.

Reid comenzó a presionar enseguida a la secretaria Sebelius para que se reuniera con él y con el senador Menéndez en sus oficinas con el fin de “discutir el asunto de facturación de Melgen”, según dijo Sebelius a Politco la semana pasada.

Después de consultar con un abogado del HHS, Sebelius aceptó reunirse con Menéndez y Reid. La reunión tuvo lugar en la oficina de Reid en el Capitolio el 2 de agosto de 2012.

De acuerdo con los documentos presentados en el tribunal federal, inmediatamente antes de la reunión, el jefe de estado mayor de Menéndez, Danny O’Brien, le preguntó a Menéndez si Melgen había sido informado de que la reunión estaba a punto de producirse.

Como lo cuenta Sebelius, durante la reunión el senador Menéndez la presionó a ella y a Jonathan Blum, el administrador adjunto del CMS, también presente, sobre los detalles de la resolución de sobrefacturación al Medicare por US$8,900,000 contra su íntimo amigo Melgen, y él argumentó que el HHS lo había tratado injustamente.

A su crédito está que Sebelius se negó a ceder a la presión de Menéndez y, al parecer, le dijo que no interferiría en la revisión pendiente por el MAC.

No se sabe si Reid o Menéndez le revelaron a Sebelius que la empresa cuya facturación en disputa estaba en ese momento bajo revisión por el MAC (la empresa Vítreo-Retinal Consultants de Melgen) había aportado recientemente US$300,000 para el Súper PAC estrechamente vinculado con Reid.

Después de la reunión, Barnard, el empleado de Menéndez y el bogado de Melgen, Reider, intercambiaron una vez más mensajes de correo electrónico. Barnard se negó igualmente a responder a las preguntas planteadas por el gran jurado acerca de estos emails.

El contenido de esos intercambios de correo electrónico pudiera resultar de mucho interés para el gran jurado. Por ejemplo: ¿proporcionó Reider detalles específicos del caso pendiente ante el MAC a Barnard, para ser utilizados, en lo que equivalía a un procedimiento extrajudicial dentro de la oficina del senador Reid, ese día?

Si es así, ¿todos los eslabones de esa cadena de comunicación ‒Reider, Barnard, Menéndez y Reid‒ actuaron legalmente?

Curiosamente, el gran jurado que investiga Menéndez aparentemente no le ha pedido a ninguno de los participantes en la reunión del 2 de agosto de 2012 ‒ Sebelius, Reid, Menéndez, y Blum‒ comparecer ante él y ofrecer testimonio en cuanto a lo que se trató en realidad ese día.

Diez meses más tarde, en junio de 2013, el MAC finalmente publicó sus resultados, que confirman la decisión del Juez de Derecho Administrativo que la resolución de sobrefacturación al Medicare por US$8,900,000 contra Vítreo-Retinal Consultants de Melgen para el período 2007 y 2008 era correcta.

En agosto de 2013, los abogados de la firma de abogados con sede en la Florida, Kobre & Kim, y la radicada en Washington, D.C., Arnold & Porter, iniciaron el quinto nivel de apelación en nombre de Melgen sobre la resolución de sobrefacturación al Medicare por US$8,900,000, cuando presentó una demanda contra el HHS en el Tribunal de Distrito Federal para el Distrito Sur de la Florida.

El 30 de septiembre de 2014, el Juez Federal de Distrito, Marcia Cooke concedió la moción para un juicio sumario al Departamento de Justicia, al decidir que el Departamento de HHS había determinado correctamente que Melgen facturó de más al Medicare por US$8,900,000 en 2007 y 2008, y cerró el caso.

Sin desanimarse, Melgen y sus abogados presentaron un recurso contra la decisión ante el Tribunal de Apelaciones de la Corte del Circuito 11, el 26 de noviembre de 2014, donde el asunto sigue pendiente. De hecho, después de haber fracasado en cinco niveles de apelación, Melgen está llevando su caso a un sexto nivel.

Se ha informado que el gran jurado federal que investiga a Menéndez está a pocas semanas de hacerle llegar un auto de procesamiento judicial contra él por cargos de corrupción.

Sin embargo, la conducta igualmente atroz, y potencialmente delictiva de Reid, de tratar de influir indebidamente en el secretario del HHS para interferir con una revisión administrativa judicial independiente de los considerables intereses comerciales financieros de un médico que donó US$700,000 a un Súper Comité de Acción Política estrechamente afiliado a él, sigue estando, por el momento, completamente libre del escrutinio del que bien pudiera ser el Departamento de Justicia con el más alto grado de politización en la historia de Estados Unidos.

Fuente: http://www.breitbart.com/big-government/2015/03/14/despite-high-powered-lawyers-and-intervention-by-reid-and-menendez-controversial-doctor-still-owes-8-9-million-for-overbilling-medicare/

Quiza te pueda interesar

Se estrella en Francia un avión de Barcelona a Dusseldorf

Campos de Moya: EEUU fue demasiado drástico con veda

Principales tragedias de aviones de la última década

Hecho repugnante
recomendado por
VALORA ESTA NOTICIA
★ ★ ★ ★ ★
NOTICIAS RELACIONADAS
Formadores de INFOTEP piden centro modifique modalidad de contrato
44 minutos
Principales tragedias de aviones de la última década
1 hora
Se estrella en Francia un avión que iba de Barcelona a Dusseldorf
1 hora

acento.com.do no acepta comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie.
Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

Síguenos
© Copyright 2011 – 2015 Editora Acento SAS – Todos los derechos reservados
Acento.com.do está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.
Diseñado por Berry Whale / Desarrollo OD Soluciones
WhatsApp

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: